Historia de Gonzalo

 


El Master scuba diver Junior

El mar es una escuela de vida maravillosa para los jóvenes, las sensaciones de libertad y aventura que ofrece se suelen asociar con el aprendizaje de los valores que inspira, el respeto por las criaturas que habitan bajo el agua, la belleza de los paisajes submarinos, el sentido de compartir y la amistad son valores comunes para muchos buceadores.

Esta otra mirada sobre la vida que se desarrolla en contacto con el mar, ¿por qué no compartirla con los jóvenes?, ¿por qué no iniciarles en el buceo submarino y fomentar su interés? y ¿por qué no intentar implicarles en este medio tan rico y formador para el desarrollo de su personalidad?

Para ilustrar esta tendencia, basta con que se interesen en los programas que PADI ha desarrollado para la juventud: el primer acercamiento con el curso Bubblemaker, la estructuración del conocimiento del buceo con el programa Seal Team, los programas juveniles, Open water junior, Adventure Diver, avanzado Junior, socorrismo EFR, rescate junior y, para finalizar, el nivel Master Scuba Diver Junior, que es el último eslabón del joven buceador.

Para convencerte de la pertinencia de estos programas basta con que participes en cualquiera de ellos y que constates el éxito increíble y el placer que proporcionan a los jóvenes que participan.

Cada año, miles de jóvenes entran en contacto de esta forma con el agua, con la piscina o desarrollan la técnica y la soltura en el agua, en espera de su primera experiencia subacuática que, por supuesto, es un momento memorable.

Como ejemplo podemos citar, entre otros muchos, el de Gonzalo Escriva, que ha pasado por todas esas etapas con una constancia y entusiasmo que le han llevado a ser actualmente Master Scuba Diver Junior con poco más de 12 años, un título codiciado por muchos de sus jóvenes compañeros, dicho sea de paso.

Es cierto que Gonzalo contaba con algunas ventajas que le han llevado en esta dirección a lo largo de toda su carrera. Que tu padre sea ex-dueño de un centro de buceo en una de las Islas Canarias ayuda, la proximidad inmediata del mar contribuye a crear vocaciones, además de que fue formado, apoyado y alentado en su formación por un instructor PADI muy pedagogo, Nuria Olivé Soler, aunque, el resultado final se debe en definitiva a las cualidades únicas de Gonzalo, que sin duda cambiará en pocos años su diploma junior por el de Master Scuba Diver que le permita ampliar su campo de acción subacuática. Convertirse en instructor PADI también está entre los objetivos de Gonzalo.

De naturaleza reservada, parco en palabras, Gonzalo tiene también desarrollado un sentido marino que le viene de su otra pasión, la vela. Todo el equipo de PADI EMEA le felicita por su perseverancia y le deseamos una larga carrera de buceador enamorado y defensor del mar.

Fotos: arriba: Gonzalo recibe su diploma de la mano de Kev Turner, director de curso en Lanzarote, a la derecha, Vicente Escriva

Foto de abajo: Gonzalo Escriva en accion !

CM

Leave a Reply